Cena en la Fábrica


Publicado:
Visto: 529 veces

Equipo de comunicación GQB escuela de arte culinario

Marzo 2019

Cena en la fábrica. Yapa Panadería Creativa. 

Es una noche de viernes de marzo con un especial aroma en el aire, en una Colonia que por la noche descansa ya que todos los negocios trabajan de día. Se ve una luz y la puerta abierta de la fábrica y personas entrando al lugar. Yapa Panadería abrió sus puertas el pasado viernes 8 de marzo al público para ofrecer una cena en la que el protagonista es el pan. La idea es cenar dentro de una fábrica de pan mientras se hace la producción inherentemente de la presencia de comensales. 

El tema de la cena de este mes fue Ecuador, un país lleno de riqueza en productos y tradiciones; muy bien representado por el invitado especial el Chef ecuatoriano Alejandro Chamorro del resturante Nuema en Quito. Alejandro acompañó al Chef Diego Suárez fundador de Yapa y creador del proyecto de las cenas en la fábrica con todo el proceso de elaboración del menú de esta cena por tiempos. 

Sin duda hay varios elementos atractivos de estas cenas para un foodie de corazón: comer en un espacio poco común y además probar nuevos sabores y técnicas. El primer tiempo fue un plato visualmente geométrico con mantequillas de hongo de pino, cacahuate y cilantro del Amazonas, que fueron una sorpresa de sabores nuevos para un tapatío. El siguiente plato fue un tartar de langosta sobre croissant francés con aderezo de aguacate y salsa típica de Jipijapa (ciudad de Ecuador).

El tercer tiempo fue una mezcla de texturas muy interesante, con una hogaza de pan de papa cultivada en Ecuador a 1200 metros de altura, lengua de res cocinada al vacío por dos días, acompañada de salsa de calabaza ahumada con romero y arúgula. Después los chefs sirvieron un pan de maíz azul con costilla de res cocinada por 40 horas y un ingrediente muy nuestro: verdolagas. El formato de este plato me permitió comer con las manos, mi forma favorita de interactuar con la comida. 

El pescado también estuvo presente en la cena con un robalo encocado servido en una hogaza de pan rústico. Simplemente delicioso. Hicimos un recorrido por todas las texturas del pan incluido también un tiempo con pan Bao o pan al vapor con cerdo en adobo y vegetales. Sublime. 

Para cerrar la cena tuvimos un clásico de la cocina internacional: Pizza de chocolate República del cacao 70% y fresas, algo simple y delicioso para recordar esta increíble experiencia gastronómica. 

No se pierdan la siguiente cena en la Fábrica por que seguro será increíble.